Monthly Archives: octubre 2015

the blue danube

Una de las cosas que más recuerdo de mi infancía fue a mi abuelita al lado mío con un cassette lleno de valses y polkas de “Los grandes maestros”. Strauss, Tchaikovsky, Mozart, Beethoven y demás. Música clásica, como le decimos nojotros los disnorantes.

Ese pequeño recuerdo ha estado presente de alguna u otra manera en muchos de los últimos momentos importantes.

Por eso y otro par de cosas, mi plan a mediano plazo, es asistir al New Year’s Eve Concert en Vienna. Ojalá pudiera ir con mi abuela, estoy seguro de que sería la mujer más feliz del mundo.

Festival de Cerveceros Artesanales de Colombia

Este fin de semana aprovechando que andaba de paseo en bogotá, me fuí al Festival de Cerveceros Artesanales de Colombia, con tres buenos amigos, a reirnos de la vida y tomar cerveza de la rara. Era la primera vez que iba a un evento así, y aquí van un par de comentarios:

  • 41 muestras de 75ml no son para subestimar. Entre que habían unos monstruos de 8 y 12 grados, la gente estorbando y el haber llegado a las 2:00 pm, puedo decir que probé alrededor de 30 cervezas distintas. Al final no me importaba el sabor o el cuerpo, necesitaba cerveza de la que fuera. Puedo decir que no fuí el único que pensó lo mismo.
  • Hay que llegar temprano y con la panza llena. Uno no sabe cuando le van a zampar la cerveza hecha al estilo vikingo o la que no sabe a nada pero tiene 7.5 grados. Un buen borracho se prepara para cosas así. Hay que tener en cuenta que ese tipo de eventos terminan a las 6:00pm y pues es menester seguir tomando cerveza en la noche. Preparación, es una carrera de resistencia.
  • Lo mejor para moverse en Bogotá, es UberX
  • Las tres mejores para mi: El Mingas, La Gaitana y la Rangarok.
  • Las galletas de soda y el arroz soplado sirven para “limpiar” el sabor de la cerveza en la boca y disfrutar las siguientes.
  • A mi las cervezas me gustan o no me gustan, hasta ahí llega mi vocabulario. Pero si había mucho hipster que disfrutaba las “notas florales” y lo decía duro para que todos lo escucháramos.

No sabía que en Colombia habían tantas cervecerias independientes. Ojalá el cuento se moviera más.